La UNC será sede de la Conferencia Regional de Educación Superior 2018

En una ceremonia académica realizada en la Biblioteca Mayor de la Casa de Trejo, se conmemoró el Bicentenario de la Independencia Nacional y se rubricó el memorándum de entendimiento entre la Secretaría de Políticas Universitarias de Argentina, el Consejo Interuniversitario Nacional, el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (Iesalc-Unesco) y la Universidad Nacional de Córdoba, por el cual esta casa de estudios será sede de la Conferencia Regional de Educación Superior a realizarse en 2018, en coincidencia con el centenario de la Reforma Universitaria.  15.06.2016

Rectores del sistema universitario argentino, miembros del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y referentes de la educación superior latinoamericana, junto a autoridades nacionales, provinciales y municipales participaron en un acto académico que tuvo doble relevancia institucional. Por un lado, brindó el marco para la conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional; por el otro representó el lanzamiento formal de la etapa preparatoria para la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES), que se realizará en la UNC en junio de 2018.

En este sentido, Hugo Juri (rector de la UNC), Guillermo Tamarit (presidente del CIN), Albor Cantard (secretario de Políticas Universitarias) y Pedro Henriquez Guajardo(director del Iesalc) firmaron un memorándum de entendimiento por el cual acuerdan la realización de distintas acciones conjuntas destinadas a llevar adelante la CRES 2018 en la Casa de Trejo, en el marco de las celebraciones por el centenario de la Reforma Universitaria. El documento ratifica la decisión de las distintas instituciones de apoyar la concreción del encuentro, no solo a través de pronunciamientos públicos, sino con la incorporación de recursos humanos y financieros, con acciones de interlocución intergubernamental y asistencia técnica.

En una alocución inicial, Guillermo Tamarit aludió a la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y de la Reforma Universitaria. Señaló que evocar esa extensa trayectoria histórica requiere también plantearse los desafíos hacia el futuro. “De estos 200 años, en el cual el proceso reformista ha acompañado los últimos 100 de nuestro país, hay un elemento que resulta significativo: cómo la Reforma y el desarrollo de la universidad pública en Argentina se constituyó en un instrumento muy valioso para el desarrollo de la movilidad social ascendente y de todos los sectores que fueron irrumpiendo a lo largo del siglo 20”, señaló.

Adelantó que la reflexión para el futuro deberá girar en torno a cuáles son las respuestas que se le brindarán a los sectores que no están llegando a la universidad. “Debemos plantearnos cuáles son los mecanismos que podemos ofrecer para que todos los que todavía no tienen esas posibilidades se encuentren con que el Estado y la sociedad, no solo los tiene en cuenta, sino que además los impulsa a encontrarse con su mejor destino”, sintetizó Tamarit.

Posteriormente, César Tcacht, historiador y docente de la UNC, ofreció un discurso en el que invitó a reflexionar sobre la diversidad de miradas, discursos y significados que estructuraron la construcción de la identidad nacional y moldearon nuestra cultura política.

En esa línea, y en el marco del bicentenario de la independencia, el centenario de las primeras elecciones libres y el 98º aniversario de la Reforma Universitaria, propuso “repensar puentes entre pasado y presente como un ejercicio que contribuya a orientar nuestro futuro colectivo”.

Luego de repasar el contexto histórico y las ideas a las que hicieron frente tanto la declaración de la independencia como el movimiento estudiantil reformista, concluyó sus palabras afirmando: “Reunir en un mismo haz de convicciones los principios independentistas de los patriotas del siglo 19 con los valores plurales de la generación de la reforma, constituye desde el punto de vista de la cultura política, un núcleo duro de la agenda siempre inconclusa para continuar construyendo la universidad pública, laica y de excelencia que requiere la Agentina democrática de nuestros días”.

A su tiempo, Cantard subrayó que la universidad ha dejado de ser una mera formadora de profesionales, y su rol esencial es formar “ciudadanos, hombres con conciencia crítica, útiles para la sociedad, especialmente en Argentina, donde el no arancelamiento de la enseñanza está sostenido por todos los argentinos”.

Asimismo, bregó por incorporar la visión latinoamericanista del Reformismo del ’18 y recalcó que los valores de la gesta estudiantil estuvieron presentes en el origen de numerosas universidades, se plasmaron en sus estatutos y hoy son defendidos por los distintos claustros con la misma firmeza de siempre.

“La universidad no debe convertirse en una máquina productora, en una empresa, en aras de atender presiones externas. Sigue siendo quizás el único lugar donde todavía, por encima de otros intereses, se privilegia la idea. El desarrollo de políticas universitarias pone el acento y sus desafíos en la construcción de un país más justo y equitativo. Crecimiento económico, equidad y ciudadanía continúan siendo los tres objetivos clave de una estrategia de desarrollo sustentable, y la única política pública que actúa simultáneamente sobre todos ellos, es la educación”, concluyó.

Por su parte, Jorge Brovetto Cruz, ex rector de la Universidad de la República de Uruguay y ex presidente de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo, advirtió que América Latina y su comunidad académica, junto a los sectores políticos más progresistas, están llamados a “enfrentar desafíos que ponen en juego la propia supervivencia de la educación y la soberanía de nuestros países”.

Recordó que en la última década del siglo pasado fue preciso afrontar los embates del Banco Mundial, que planteaba la privatización y la necesidad de que las universidades respondieran a las demandas del mercado. Lo mismo ocurrió con la Organización Mundial del Comercio, que en esencia concebía a la educación superior como una mercancía.

“En ambos casos fue necesario enfrentar, denunciar, explicar lo que las medidas propuestas representaban para la educación de nuestros países. Si bien en aquel momento, quienes luchamos, logramos demostrar que era posible enfrentar semejantes desafíos, no pensemos que el tema está resuelto ni mucho menos. Hoy, el desafío es el de la internacionalización y mercantilización de la educación superior”, destacó.

A su tiempo, Pedro Henriquez Guajardo se refirió a la relevancia que reviste la Conferencia Regional de Educación al valorar lo que significó la CRES 2008 realizada en Cartagena de Indias, Colombia: “Puso a prueba nuestra capacidad para ponernos de acuerdo y asumir protagónicamente el devenir de nuestra educación superior. También fue una manera de mostrar al mundo que el pensamiento y que el conocimiento no son monopolio de las llamadas sociedades desarrolladas”.

Agregó que Cartagena de Indias implicó la consolidación conceptual del “reconocimiento de que la educación superior es un derecho y un bien público social por parte de todos los actores educativos de la región latinoamericana y caribeña”. Señaló, asimismo, que este hito marcó un antes y un después en el desarrollo de los sistemas e instituciones de educación superior de la región y subrayó: “Sus acuerdos y declaraciones, así como su plan de acción, siguen vigentes. Pero naturalmente, a la vuelta de 10 años, no solo es imprescindible detenerse a observar y a evaluar lo avanzado, sino también a complementar y plantear los desafíos de una educación superior más compleja, y las maneras más adecuadas para responder a estos”.

Concluyó sosteniendo que lo acontecido en 1918 “marcó un camino y definió cuestiones fundamentales que han acompañado el desarrollo de nuestro sistema durante el siglo. Nuestra intención es que Córdoba 2018 ejerza con esa misma fuerza su influencia”.

Finalmente, Hugo Juri agradeció los honores por la elección de la Casa de Trejo como sede de la CRES 2018 y comprometió todos los esfuerzos posibles para reeditar el éxito que tuvo la CRES realizada en Cartagena de Indias.

Luego invitó a las universidades argentinas a pensar, con un espíritu reformista, los cambios necesarios que deben afrontar las casas de estudios en el siglo 21, en un mundo globalizado y atravesado por las tecnologías. Y con una mirada más regional, exhortó a reflexionar cuál es el reto que debemos encarar los latinoamericanos para las próximas décadas a fin de logar una educación más inclusiva.

“En estos dos años, debemos poder acordar con nuestros hermanos latinoamericanos qué tipo de herramientas necesitamos para progresar, intercambiar y asociar nuestras fortalezas”, completó y auguró una CRES 2018 exitosa, fundamentalmente por la calidad y el potencial del sistema universitario latinoamericano.

En la ceremonia estuvieron también el vicerrector de la UNC, Pedro Yanzi Ferreira, miembros del Consejo Superior, el ex rector Francisco Tamarit (miembro de la comisión organizadora de la CRES 2018),  titulares de las universidades provinciales, autoridades de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo, del CIN, miembros del Foro de Rectores de Córdoba, del Consejo de Rectores de las Universidades Privadas, de la Federación Universitaria Argentina y  de la Federación Universitaria de Córdoba, entre otras autoridades y personalidades invitadas.

Conferencia Regional de Educación Superior 2018
El Instituto Internacional para la Educación en América Latina y el Caribe, dependiente de la Unesco, eligió a Córdoba como la sede de la Conferencia Regional de Educación Superior 2018. Lo hizo con el respaldo de todo el sistema de educación superior regional, como una manera de reconocer y homenajear la Reforma Universitaria de 1918, en oportunidad de su centenario.
La CRES que se realizará en Córdoba dentro de dos años es una de las reuniones preparatorias para la Conferencia Mundial de Educación Superior que se desarrollará en París en 2019, y a la que cada continente llevará sus propuestas en materia de educación superior. Tanto las conferencias regionales como la mundial son organizadas por la Unesco.
La organización de la CRES 2018 estará a cargo, conjuntamente, de la Iesalc y la UNC, con el respaldo del CIN y la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.

0 Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>